_05 REFORMA DE LA OMC
1. ASISTENCIA TÉCNICA A LOS PAÍSES POBRES, ECONÓMICAMENTE DÉBILES O PEQUEÑOS

En las negociaciones de la OMC es fundamental la calidad técnica de los equipos negociadores. Aun cuando la regla del consenso determina los acuerdos, la diferencia de calidad técnica entre las grandes potencias mundiales y los países pobres provoca un desequilibrio notorio en las negociaciones. Por esto, es imprescindible que la propia organización establezca los mecanismos para que todos los países puedan participar en las negociaciones de los acuerdos comerciales en igualdad de condiciones.


2. CAMBIO EN LAS REGLAS DE JUEGO DEL COMERCIO MUNDIAL (1)

Los acuerdos de la OMC, para ser justos con los países pobres y emergentes, deberían promover tres cambios principales en el actual sistema de comercio internacional:

• eliminar las subvenciones a los productos agrícolas por parte de los países ricos, cuando éstas perjudican los agricultores de los países pobres y emergentes

• eliminar los aranceles progresivos que perjudican la industrialización de los países pobres y emergentes

• permitir las subvenciones a las industrias nacientes de los países pobres y emergentes, para que puedan consolidarse y competir en igualdad de condiciones con las industrias de los países ricos


3. CAMBIO EN LAS REGLAS DE JUEGO DEL COMERCIO MUNDIAL (2)

Los acuerdos de la OMC deberían ponerse, principalmente, al servicio del desarrollo de los países pobres y emergentes. Para conseguirlo, haría falta sustituir el principio de la nación “más favorecida” por el principio de reciprocidad “entre iguales” (ver Bloque 3_12). De acuerdo con este principio:

• los países pobres deberán tener libre acceso (aranceles cero) a todo el resto de países del mundo

• los países emergentes deberán tener acceso preferencial (aranceles reducidos) a los países ricos y entre sí, pero no a los países pobres

• los países ricos deberán tener acceso preferencial sólo entre sí, pero no a los países pobres ni a los emergentes



4. REGULACIÓN DEL COMERCIO DE RECURSOS MINERALES

La OMC debería promover aquellos tratados internacionales necesarios para evitar la maldición “de los recursos naturales”, es decir, para evitar que los países ricos en recursos minerales se vean abocados a una situación de dictadura o guerra civil, o sean víctimas de sobornos y la corrupción (ver Bloque 4_03). La regulación del comercio internacional de estos recursos minerales es la llave para conseguirlo.


5. REFORMA DEL SISTEMA DE PATENTES, ESPECIALMENTE EL DE PATENTES FARMACÉUTICAS

La OMC se ha atribuido la regulación del sistema internacional de patentes, en la medida que este está íntimamente relacionado con el comercio internacional. ES necesario que los acuerdos de la OMC avacen hacia un sistema de patentes que equilibre de manera más justa los intereses de las corporaciones privadas que se dedican a la investigación y el interés general de los ciudadanos que se deberán poder beneficiar de las innovaciones científicas. En el caso de las patentes farmacéuticas, es imprescindible que la OMC garantice la aplicación de los acuerdos que permiten la fabricación de medicamentos